¿Molestias en la pileta? Este articulo resolverá esos problemas.

Verano, pileta y problemas

En esta nota vas a encontrar cómo solucionar el miedo de tu perro a la pileta, terminar con los problemas de ladridos y molestias cuando entramos al agua.

Para la gente que se queda en capital la opción más cercana para disfrutar del verano es en una pileta con familia o amigos. Preparamos la toalla, la heladerita y hasta las patas de rana, pero cuando estamos por meternos en la pileta el perro se pone a ladrar y no deja a nadie en paz, arruinando todo el día porque el dueño de la casa para solucionar este problema encerró al perro que ahora ladra más fuerte y además rompió toda la casa, el bolso que traías y también se comió las facturas para el medio día.

Antes de solucionar el problema te voy a contar de que se trata y cómo piensa tu perro.

Naturalmente para los perros que nunca se metieron a una pileta, tuvieron malas experiencias en su pasado ya sea porque se cayeron, los arrojaron o salpicaron bruscamente, este estímulo va a representar una amenaza. Recorda que los perros son animales de manada, es por eso que si tu perro ve que vos estás en peligro va a tratar de hacer lo posible para llamarte la atención y prevenirte.

Otra forma de decirlo sería, si la pileta representa un peligro para el perro, entonces cuando te vea en ella para el estarás en riesgo.

Para eso tendremos que enseñarle que esto no es así con prácticas muy cuidadosas, las cuales demandaran tiempo y paciencia.

Algo que tenes que saber, es que una vez que tu perro disfrute del agua, le tendrás que enseñar a aguardar paciente y que no moleste mientras vos estás adentro con tus invitados. Pero por suerte en este articulo vas a poder aprender a resolver esto.

Una de las formas que podes intentar para comenzar de a poco si el miedo que tiene es hacia el agua, es el la práctica de la manguera. Haciendo click aquí podrás ir a ver la nota completa de como resolver este problema.

Pero si tu perro no teme a los baños y hasta entra conformemente a la ducha pero si le teme a la pileta, entonces vamos a resolverlo.

 

Miedo a la pileta

En principio tenes que tratar de que la pileta tenga escalones y no escalera, siempre tenemos que brindar la posibilidad al animal de moverse, entrar y salir del agua a su voluntad. Podemos comenzar con acercamientos positivos hacia el lugar, con juegos y empezar a darle su comida al lado de la pileta como también caricias.

A medida que se adapte conformemente, vamos a entrar en la pileta y acercarle el plato, pero en esta ocasión el perro tendrá que bajar un escalón y mojarse las patitas, en lo posible solo en las plantas.

Recorda no obligarlo, pero si tratar de tentarlo. Un juguete puede ser una buena opción.

Si el perro ese día comió el plato dentro de la pileta felicítalo y juega con él. Tendrás que hacer al menos unas prácticas más pero con diferencia de 2 a 3 horas, para después seguir  avanzando con paciencia. A medida que se adapte y que tenga más repeticiones de esta operación, lograremos que el perro se meta sin problemas.

Te recomiendo que para ayudarlo cuando no haga pie, lo agarres como si fuera una bebe hasta que agarre seguridad pero sin presionarlo.

Otra forma de tentarlo y que se meta directamente puede ser usando un juguete y arrojarlo al agua, usar también la misma técnica del plato de comida pero con alguna comida más tentadora que el balanceado y que esa sea su primera comida del día, así está con hambre y más motivado.

Por otra parte, correr y tirarse o jugar con amigos a los pases con un juguete puede hacer también que se anime.

Si lo hace, felicítalo y si se quiere ir déjalo, pero repetí la operación que te había dado el éxito.

 

Resolver ladridos y molestias en la pileta

Este problema es muy común y se suele resolver fácilmente siempre y cuando se hagan las cosas con tiempo y paciencia. Vamos a los Tips:

  • Salir a pasear, correr y jugar para desgastar su energía.
  • Enviarlo a la cucha con algo para morder como bien puede ser un hueso para que se entretenga.
  • Si se queda y no molesta, premiar cada tanto, con afecto u otra golosina para que entienda que estás contento con esa conducta.
  • En ocasiones, sirve dejarles un juguete atado a una pata de una silla o mesa pesada para que intenten sacarlo de abajo.
  • Seguramente necesites salir alguna que otra vez del agua e indicarle otra vez donde debe aguardar.
  • Juguetes que se le pueden poner comida adentro también son permitidos para que se entretenga.

Por último siempre se comprensivo, no aceleres las cosas, nunca le arrojes agua en la cara, no lo hundas ni hagas nada que pueda terminar dañando peor la condición de tu animal. Recorda que estos son solo consejos, la forma más adecuada de resolver un problema de miedo es comunicarse con un profesional que vea el caso.

Para finalizar le dejamos un video explicativo de como resolver este problema.
No te olvides de seguirnos en nuestras redes para enterarte de todo:

Instagram: @solucionescaninas.baires

Youtube: Soluciones Caninas Baires

Facebook: @solucionescaninas.baires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *