Si tu perro tiene miedo al agua, este articulo es para vos.

Como solucionar el miedo al agua

 

Antes que nada tenemos que tener en cuenta el tiempo que hace que tu perro le tiene miedo a este estímulo que es el agua y que comportamiento tiene. Muchas veces los perros entran en pánico o se quedan petrificados y lo más común es que traten de huir.

Te preguntarás porque pasa esto, es casualmente porque lo asocia con una amenaza y seguramente se produjo con una mala experiencia o falta de conocimiento de este estímulo y es por eso que se muestra inseguro. Lo mismo que si nosotros viéramos un alíen.

Lo mejor que podemos hacer en estos casos es no acelerarlos y tomarnos el tiempo y repeticiones que sean necesarias y sin presiones que puedan generar más estrés. Recorda que si hace mucho tiempo le tiene miedo, no vas a solucionarlo d un momento para el otro.

Muchas veces el perro no le teme al agua sino que a la manguera.

Lo que podes empezar a hacer es poner una manguera alrededor del plato de comida, agua y dejarlo que coma desde allí, pero sin estarle encima, solamente ignorarlo como si no pasar nada. Por otra parte cada vez que le vas a dar de comer podes ir a buscar la manguera u repetir la operación.

Con las repeticiones el perro se va a acostumbrar que la manguera es algo positivo, porque siempre que la agarras es para darle de comer.

Otro de los consejos que te puedo dar, es mojar el hocico muy despacio mientras toma e ir extendiendo sistemáticamente la caricia con agua por todo el cuerpo pero siempre y cuando no muestre miedo. Acordate que se trata de que se adapte cómodamente  y no de que lo presiones.

Una vez que estos dos ejercicios salgan bien y el perro no muestre miedo podemos comenzar a hacerle caricias con la manguera empezando por el hocico e ir diciéndole muy bien y premiar con una golosina o algo más apetitoso que el balanceado.

Cuando se adapte bien, vamos a pasar a abrir el agua en el mínimo posible y repetir las caricias y así sistemáticamente hasta que se deje mojar.

No hagas movimientos bruscos ni te pongas tensión.

Es importante destacar que si el perro muestra rechazo, tenes que retroceder hasta donde toleraba el estímulo tranquilamente.

Otra técnica de sacar el miedo a la manguera, es cortar un pedacito de la misma y usarla de juguete, pero también esto puede traer la consecuencia que la quiera morder después. Si tu perro entiende perfectamente el no, te lo recomiendo como refuerzo.

Para finalizar les dejamos un vídeo con la explicación detallada de como solucionar este problema:

No te olvides de seguirnos en nuestras redes para enterarte de todo:

Instagram: @solucionescaninas.baires

Youtube: Soluciones Caninas Baires

Facebook: @solucionescaninas.baires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *